Victoria frente a River en el fútbol femenino

Victoria frente a River en el fútbol femenino

Racing le ganó 2-1 a River, de visitante y lo dejó sin invicto. ¿Algo más? Sí: quinto triunfo consecutivo del equipo, que quedó a un punto de la cima con un desempeño colectivo notable y aportes individuales de alta calidad, como el de Rocío Bueno (hizo los dos goles), Paloma Fagiano y la línea defensiva.

Si la prueba ante San Lorenzo, en la 4ª fecha, ya había sido testimonio de valor, este triunfo frente a River en la 7ª jornada del torneo de Primera de la AFA resulta una prueba definitiva del carácter y el estilo de este Racing. La estadística, de por sí, resalta: quinto triunfo consecutivo en el certamen, primero ante River y apenas un punto de separación respecto del líder Boca (17 contra 16, y a la espera del encuentro entre El Porvenir y UAI, que cuenta con 15 unidades). Pero el logro excede los números y se traslada al concepto. Porque de principio a fin, Racing marcó las condiciones del juego, supo qué debía hacer, cómo y cuándo aplicar la estrategia diseñada por Agustín Benchimol.

Y eso consistió en cerrar camainos para evitar la circulación de River, pero en la zona media, sin diques cercanos a Julieta Blanco. En el despliegue de Florencia Curril, Melina Moreno y Mailén Romero (la reemplazó, por lesión, Camila Ulloa) residió una de las claves, que se conectó con otra: la presión del ataque para que el rival no se armara en los primeros pases. Y, con la pelota, Racing conectó con la fluidez de Paloma Fagiano y Curril, notoriamente recuperada respecto de sus últimas presentaciones. Las puntas asumidas como primeras defensoras dejaron registro nítido: Rocío Bueno fue contra Santos, que debió ceder la pelota a Pontel, su arquera. Lina Gómez encimó sin demoras y generó un rebote que le cayó a la 9… Ya se sabe qué pasa cuando Rocío está frente al arco. Más que Bueno, es excelente. El 2-0 fue otra demostración de su raza de delantera con gol (Ileva siete en el campeonato): siempre supo que el centro de Mili Otazú, peinado hacia atrás por Santos, era un bocado para devorar. Rocío fue arriba y, de anticipo, fijó el 2-0. Dos golpes exactos (38m PT y 16m ST), de relación causa-efecto en el contexto que se estaba desarrollando.

El descuento de River (cabezazo luego de un tiro libre) fue la maniobra más profunda que pudo generar el local en todo el desarrollo. Racing lo obturó, lo llevó lejos de su arco y lo incomodó no sólo por el pressing; también porque la cadena de pases que ensayó lo sometió al desgaste. Racing está armando una hermosa contradicción: una formación con bajo promedio de edad capaz de mostrarse madura.

1-Julieta Blanco; 4-Milagros Otazú, 6-Aldana Narvaez (ST 23m 26-Florencia Salazar), 26-Luana Muñoz, 16-Micaela Adorno; 15-Florencia Curril (ST 34m 3-Eugenia Nardone), 2.Melina Moreno, 13-Mailén Romero (PT 34m 5-Camila Ulloa) (ST 34m 8-Paula Valbuena); Lina Gómez, 9-Rocío Bueno (ST 34m 12-Belén Spenig) y 10-Paloma Fagiano. DT: Agustín Benchimol. Suplentes: 19-Laura Rivarola, 26-Florencia Salazar, 3-Eugenia Nardone, 31-Dolores Maregatti, 21-Milagros Menna, 5-Camila Ulloa, 8-Paula Valbuena, 29-Nazarena Viola y 12-Belén Spenig.

Goles: PT 38m Bueno (RC). ST 16m Bueno (RC) y 20m Pereyra (RP).

Amonestadas en Racing: ST 1m Ulloa, 16m Bueno y 18m Adorno.

Expulsada: ST 28m Birizamberri (RP).

Árbitra: Salomé Di Iorio.

Cancha: River Camp.

Fuente: Prensa oficial Racing.

CATEGORIA
COMPARTIR

COMENTARIOS

Wordpress (0)