» ¿Quién debe reemplazar a la joya? Por Gonzalo Cardozo

Lautaro quiere a Bou

Lautaro quiere a Bou

Una vez que se supo que ya era irremediable la partida de Lautaro Martínez a Italia, la preocupación dejó de estar un poco en su salida para trasladarse a saber, conocer o conseguir su reemplazante. Desde ya que no parece una tarea fácil sustituir al mejor jugador del fútbol argentino (para casi todos) quien, además, está adaptado a una manera de jugar que tiene el equipo de Eduardo Coudet. La joya, en diálogo con Racing XXII, fue tajante: “Para reemplazarme, tienen que ir a buscar a la Pantera Bou”.

 

A diferencia de los mercados de pases anteriores, hoy Racing cuenta con una Secretaría Técnica funcional al manager de la institución: Diego Milito. El trabajo de este departamento pasa por analizar minuciosamente a los futbolistas antes de llegar al club: observar decenas y decenas de partidos, cómo se desenvuelve el apuntado en defensa y en ataque, su historial, su contexto de vida, sus lesiones, etcétera. En el último período de transferencias, se encargaron de analizar a más de 100 jugadores para que terminen llegando 6. En La Academia, por el momento, la Secretaría Técnica se compone de 3 personas enfocadas básicamente en el estudio de las posibles caras nuevas -más otros 2 integrantes que se encargan de las inferiores y del plantel profesional-.

 

Además del goleador del conjunto campeón del 2014, surgió otro nombre que genera ilusión al imaginarlo con la celeste y blanca: Paolo Guerrero. “Hace poco estuve con él en Puerto Madero y estuvimos hablando. Le tiré lo de Racing y sí, seguro, no tiene drama, le encantaría venir acá. Le comenté lo que era el club, el grupo, etc. Pero después en cuestiones de papeles no me meto”, señaló Alejandro Donatti en El Crack Deportivo. 

 

Consultado sobre quién iba a llegar en lugar de Martínez, Victor Blanco, presidente de la institución, deslizó: “El reemplazante de Lautaro lo van a elegir entre Milito y Coudet”. Lejos de querer debatir sobre quién debe seleccionar a los refuerzos, el interrogante surge sobre cómo van a decidir el recambio de la joya de Bahía Blanca. ¿Deben ir a buscar un futbolista con similares características a Lautaro? ¿Alguien que se adapte al estilo de juego de Coudet? ¿Un centrodelantero o un atacante que vaya también por las bandas? ¿Optar por un nombre con peso propio como Gustavo Bou? ¿Un juvenil o un hombre con trayectoria? ¿Un sólo jugador o dos?

 

En definitiva, todos estos cuestionamientos deberán ser desentrañados por el entrenador y el manager. La ventaja respecto de otras etapas de traspasos es que una vez que finalizó la última, ya se comenzó a trabajar en el próximo mercado (mitad 2018). La prevención, en esta ocasión, podría jugar un papel determinante.

 

No obstante, está claro que no existen aciertos absolutos en este juego para la selección de futbolistas. Un simple aficionado al deporte puede escoger un jugador y acertar; y la Secretaría Técnica observar 100 y fallar. Lo que se intenta, claro está, es bajar el margen de error. Nadie posee una bola de cristal para asegurarse el éxito. Por lo tanto, ahí es donde aparece el trabajo para intentar equivocarse lo menos posible. Porque las excepciones son justamente eso: excepciones.

Publicado el 13/04/2018 Gonzalo Cardozo
Andar Grande
Ir hacia arriba »